23 de març de 2011

la columna del Quim Monzó . Publicitat als castells ? : "Ah del castillo o castillos"

¡Ah del castillo o castillos!
Anteayer, nuestras páginas asalmonadas explicaban el dilema al que se enfrenta el mundo casteller. La pasión
por los castells ha llegado a cotas nunca imaginadas. El terreno que pierde la sardana lo gana la afición a subirse unos encima de los otros. Los castells son una práctica que puede considerarse deportiva y de riesgo, y el deporte y el riesgo están hoy muy valorados. En la sardana el único riesgo es quedarte embobado observando el curioso fenómeno que con pluma magistral describió Salvador Oliva: 

“Quan saltironeu cofoies, / tant si sou dones
com noies, / tots els davants desfermats
/ us van descompassats”.

Nunca en la historia de los castells había habido tan buenos registros, la Unesco los ha declarado patrimonio
de la humanidad y montan y desmontan castells hasta en el Vallespir y en Mallorca, lugares donde ni borrachos hubiésemos imaginado que un día habría. Pero toda esa pujanza exige dinero.
Y ¿cómo se consigue dinero hoy en día? Pues a base de subvenciones o de publicidad. Y, como la cosa está muy chunga, abase de subvenciones las colles sólo consiguen entre el 15% y el 20% de sus ingresos, y está bien que esa cifra no aumente. 

Así las cosas, parece lógico que se planteen poner publicidad en sus camisas. El reportaje de las páginas asalmonadas detallaba qué colles están interesadas en la publicidad y qué colles la rechazan por considerar que es un desprestigio y una amenaza al amateurismo. Visto lo que supuso el hipócrita amateurismo de los Juegos Olímpicos, es inocente pensar que a estas alturas se puedan menospreciar así como así unos ingresos.
Hacer las cosas bien exige esfuerzo, inteligencia y mecenas. Los castells han entrado en una dimensión tal que ya no hay marcha atrás. Que alguien se oponga a la publicidad en las camisetas es residual. ¿Acaso algunos
no se opusieron también a que las mujeres se integrasen en los castells? ¿Acaso no se opusieron otros a que los niños llevasen casco?Yahora, sin ningún problema, las mujeres forman parte de las colles y los niños llevan
casco.Y sanseacabó. En 1984, los Nois de la Torre llevaron en sus camisas publicidad de Vicsan, una constructora.
¿Acaso fue un ultraje? ¿A qué tantos remilgos? Los castells llevan un impulso tremendo, y para mantenerlo es imprescindible el dinero de las empresas. Negarse a llevar publicidad en las camisas es intentar echar el freno de mano e impedir la evolución lógica. El mundo casteller haría bien en evitarnos el espectáculo simplón que durante años nos ofreció el FC Barcelona, debatiendo sobre la virginidad de su camiseta, para acabar ahora con el logo de la Qatar Foundation. Para que la jugada fuese redonda, la gran noticia sería que alguna colla luciese el logo de Cacaolat. Eso significaría que, a pesar de haberlo saqueado sin piedad, Ruiz Mateos no habría conseguido acabar con nuestro mejor batido de chocolate.







6 comentaris:

Sergi ha dit...

Crec que fa un diagnostic equivocat, la oposicio a la publicitat no és un fet residual si no una cosa majoritaria

Anònim ha dit...

Aqui tothom sap de tot, fins i tot el Quim.
Tothom sap de castells,
tothom sap d'energia nuclear,
tothom sap d'economia,
tothom sap de futbol,
tothom.... es idiota, oi Quim?

Quim Monzó: parla del que saps, i del que no saps no parlis, si us plau.

Javier.

Anònim ha dit...

Jo sóc d'una colla petita i necesitem els diners, les grans poseu un preu abusiu a les vostres actuacions i podriem arribar a no poguer pagar totes les factures.

Aquells que us oposeu i voleu imposar a la resta de colles la publicitat, ens pagareu les factures?

Anònim ha dit...

Hi estic d'acord...

Quim, parla del què saps..

Oscar ha dit...

A l'Anonim de les 18:08 : feia dies que no veia un discurs tan curt i tan poc coherent. Que té a veure el preu de les colles grans amb les teves factures? Que té a veure les colles que no descarten la publicitat amb les teves factures?

El Sergi. Que tu creguis que una majoria no hi esta d'acord - amb la publicitat - no indica un diagonostic equivocat de l'article.

L'anònim de les 17:01. L'article no és tècnic i no entra en aspectes castellers. Indica, entre altres coses, que els castells no s'acabaran per portar publicitat, ja que no modifica el fet de fer castells.

Per tota la resta estic d'acord amb l'article del Quim Monzó, i el subscric totalment (text i esperit).

10

Anònim ha dit...

Casteller de colla petita:
Si vols ficar una "chapa" a la teva camisa que digi "Beba Coca-cola", tu mateix. El dia que m'obliguin a mi a la meva colla, ja s'han acabat els meus castells.

PD: Si només puc fer castells a la meva plaça, els faré a la meva plaça. Si tinc que pagarme el desplaçament a una altra plaça, aixó faré. Si tinc que ficar cada mes uns calés per la colla, si puc, aixó faré. Pero publicitat, no gràcies.

Un casteller. Un bon, crec, casteller.